El clasicismo musical.

El clasicismo musical, en el periodo comprendido entre 1750 y aproximadamente 1820 recibe, en música, la denominación de clasicismo. Abarca desde la muerte de Haendel y Bach, Hasta Beethoven, compositor que, en muchos aspectos, puede ser considerado romántico temprano. Equilibrio, forma y proporción fundamental el estilo clasicista, algunos de cuyos elementos perdurarán a lo largo de todo el siglo XIX. El clasicismo maduro gracias al genio creador del compositor como: Gluck, Haydn y Mozart.




Las características esenciales.


El clasicismo musical supone depuración formal y equilibrio de las formas expresivas. A estos dos grandes fundamentos debemos Añadir la inclinación hacia un arte vinculado con la sensibilidad y el universo humano. Tal como argumentan los intelectuales de la naciente ilustración.

Este movimiento empapó a la inquieta intelectualidad de la segunda mitad del siglo XVIII. Se redescubrió la antigüedad clásica desde el punto de vista científico y arqueológico. Pintura, escultura y arquitectura adoptaron la armónica monumentalidad del clasicismo griego y romano.

En síntesis se consideraba que la mentalidad intelectual y artística de la cultura grecolatina entroncó con los nuevos ideales. Descartes defendió un nuevo discurso filosófico que se basó en la razón como la fuente de conocimiento humano. Por ello, cuestionó los dogmas religiosos y sociales del Antiguo régimen. La fe en los valores naturales y universales del hombre se convirtió en el origen del conocimiento humano tal como defendiera Rousseau.

Se consideró que el arte sonoro debería servir no sólo a una iglesia anticuada o exclusivamente a los estamentos privilegiados de la monarquía y la aristocracia. Sino prioritariamente al hombre, percibido desde su espacio natural y racional. Arte y música tendieron a la creación de lenguajes universales, al equilibrio formal y a la expresión dramática,  pero natural, con el fin de transmitir ideal es comprensibles para el oyente.

El clasicismo musical atrajo muchos compositores austriacos, que trabajaron sobre todo en Viena, ciudad que absorbía en aquella época todas las novedades del Barroco y el Rococó. El clasicismo recibe con frecuencia la denominación de la escuela de Viena. Haydn, Mozart y Beethoven intentaron que sus composiciones destilaran emociones y anhelos humanos de interés universal.

Durante el siglo XVIII, la música alcanzó una notable difusión y la posición del músico mejoró en cuanto a su consideración artística. La ópera es fiel exponente de esta situación. La música entró en las casas como elemento de entretenimiento y se publicaron métodos de aprendizaje de los distintos instrumentos.




La forma sonata.


La gran invención de los compositores clásicos fue la de la forma sonata, transmisora del equilibrio formal de la música del período. La estructura de sonatas empleo en los cuartetos de cuerda y en la sinfonía principalmente, aunque también tuvo su eco en otras modalidades instrumentales. Los géneros instrumentales contaban ya con una entidad propia, freya durante la época Barroca y el Rococó. Sinfonía, música de cámara concierto ópera oratorio, entre otros, mantienen su propia línea evolutiva.




Nacimiento del piano.


El piano con martillo sustituyó el clavicémbalo barroco. Este novedoso instrumento armónico inventado por cristofori en 1709, revolucionó la música en el siglo XVIII. El teclado, de ser parte del bajo continuo de muchos géneros del Barroco y Rococó se convirtió con el piano en referente indispensable para la producción musical.

La expresividad del piano era innegable debido a su riqueza armónica y sonora. Pronto representa un medio a través del cual los compositores proyectarán sus anhelos de mayor creatividad.

0 comments: